jueves, 23 de noviembre de 2006

Lo que no puede ser, no puede ser (y además es imposible)

"Un líder tiene derecho a ser vencido,
pero no a ser sorprendido"
Napoleón Bonaparte


Esto no puede ser. Reclamo mi derecho a poder disfrutar de mi comida tranquilamente (hoy ha tocado gulasch). Creo que uno tiene todo el derecho del mundo a no tener que comer con prisas ni nervios. A no tener que comer con los ojos cerrados mientras se esfuerza por no oír nada a su alrededor. Y todo en balde, porque llegan los amigos y al final uno cae en la tentación, traiciona su propósito y a sus lectores.

Pero qué le vamos a hacer.


¡Hoy me han dado otra bolsa sorpresa!

Para el que no haya leído sobre la otra bolsa, le remito al artículo correspondiente.

Esta vez no hay informe minucioso a medida que voy descubriendo mis contenidos. La situación en el comedor me ha obligado a hurgar dentro antes de mi llegada a casa. Espero que mis lectores sabrán comprender la presión a la que este autor se encuentra sometido y podrán perdonar tamaña transgresión.

Pasemos al contenido, que hay un par de artículos bastante interesantes:

En primer lugar tenemos un folleto de la Unicum Campus Card que ofrece ofertas y descuentos para universitarios. Nada interesante aparte de un bono de 5€ para apostar por internet y un cupón para conseguir un Hot Pocket de Maggi gratis por la compra de 2 de ellos. También un folleto a modo de catálogo de una marca de comidas precocinadas con el que puedes comprar un set de ollas y sartenes. Y otro folleto para abonarse a un periódico...que obsesión con los periódicos; esta vez se trata del Frankfurter Allgemeine y regalan lo que parece un termo azul como de diseño.
Más publicidad...ahora camuflada como postal, ofrece intercambio cultural entre gabachos y teutones, así que no me vale. Al montón. Que es donde va también el siguiente folleto; impresoras Lexmark con varios cartuchos de regalo. El precio no está mal, pero no me voy a llevar una impresora en el equipaje...
Uy, más public....esto mejor para luego, que pega más con otro de los objetos...

El siguiente objeto es un set de 4 postales que hacen publicidad de Berlín. Son bastante chulas, aunque la estética es como muy nórdica, muy Ikea.

Una muestra de una colonia de Puma viene a continuación. Es curioso porque viene el típico sobrecito de las muestras de revista, pero la colonia viene en un frasquito dentro del sobre. Que cosas...yo siempre había visto el sobre o el frasquito, pero no ambos dos juntos en pareja. Ah, tengo dos porque uno ha sido donación de Itziar, a quien le ha tocado sobre de chico. (claro, han venido sin saber la proporción chico/chica en la carrera, así que a bastantes chicas les ha tocado el set de chico. A juego con la colonia tenemos una pegatina con el logotipo de la colonia, a cuya espalda pueden leerse las bases de un concurso en internet.

Más cosas, una muestra de la comida precocinada del folleto de antes. Paprika-gulasch...está bien para cenar un día si no fuera porque por lo que estoy leyendo, la carne y el pimiento los tienes que poner tu. ¿Entonces qué te dan? ¿La salsa? Pues doy fe de que la salsa pesa. Que conste. Y después del gulasch, un latte macchiato de Nescafé. Que no digo yo que no esté rico...pero para el que le guste el café. Y para el café, Knusper Flocken, que son como una especie de galletitas de chocolate crocanti.

Para después del café, una partidita de Magic. Alucinantemente venía en cada bolsa un starter set del famoso juego de cartas Magic: The Gathering (mi segundo set se lo agradezco a Alba, que me ha cedido el suyo amablemente). Cada cajita viene con dos mini-barajas de 11 cartas, un manual con terreno de juego y un CD-Rom que no he probado, pero que dudo mucho que contenga el juego de PC de los 90.

Y después de las cartas, eh...¿a ver qué más viene? Interesting. A ver, saquen a los niños de delante del ordenador, que vamos a sacar los dos rombos para aumentar la audiencia.

Un PleasureMix de Durex compuesto por:

Un preservativo Pleasuremax para la maximización de tus sensaciones y las de tu pareja. Más placer para los dos. Su diseño único, gracias a la posición de sus puntos y estrías (ojo, ¿eh? puntos y estrías, casi ná), y la cavidad de su interior, está pensado para incrementar la estimulación de ambos. Fabricados con látex de caucho natural (eso está bien, nada de cosas artificiales de esas), verificados electrónicamente uno por uno (que se note la calidad) y con aroma Zeus que enmascara el olor del látex (hombre, no sé yo si está uno pendiente del olor del látex, pero bueno, todo lo que sea progreso, adelante)

y

un gel Play Warming (Play calor en castellano), lubricante intensificador del placer con efecto calor (¿efecto calor?). Nuestros lubricantes son totalmente compatibles con el uso de preservativos y se retiran fácilmente con agua (sí pero, ¿efecto calor?). Pon una pequeña cantidad en tus dedos y aplícala en el lugar necesario, repite el proceso tantas veces como creas conveniente (hombre, tampoco te pases que no estás haciendo lumbre para asar chorizos). El primer gel lubricante con efecto calor (efecto calor, ojo). Con una fórmula revolucionaria (ya ves que sí, efecto calor). Cuando se sopla suavemente sobre la zona de aplicación se produce una agradable sensación de calor (lo que yo decía, como al hacer la chasca). Tiene un sabor dulce que incrementa su atractivo (ah, ¿pero que también se come?, pues no sé cómo no se lo lleva la gente al campo; se evitarían incendios porque con echar un chorrito en las chuletas y soplando ya se deben hacer...). De base acuosa, totalmente compatible con el uso de preservativos. Un lubricante que maximiza las sensaciones (la de calor por lo menos).

Ale, fin del interludio dra. Ochoa, que todavía queda una cosa. Traigan de nuevo a los niños.

Un cerdito muy mono de un Happy Meal del McDonalds, que lo aprietas y suena musiquita. Esto a España no ha llegado porque es parte de la campaña de una peli alemana que satiriza las sagas galácticas como Star Trek o Star Wars (y cuyos últimos 20 minutos servidor vio hace un par de semanas por la tele)



Discos usados para la realización de esta entrada: "1991-1996" de Element of Crime (que ha durado justo hasta el fin del párrafo de Magic) y "Alles nur geklaut" de Die Prinzen (que aún está sonando).
La foto de la izquierda es la de la primera bolsa, la de la derecha la de la bolsa que nos ha ocupado en esta entrada. (Por cierto, que durante el proceso se ha terminado el "Alles nur geklaut", así que he puesto "Born in the USA" de Bruce Springsteen)

2 comentarios:

Gaspar dijo...

Hola!

Resulta que hoy me animo a hacerme un Café Macchiato que me regalaron en la Universidad. Como no tengo ni idea de alemán, antes de probar con el traductor de google para poder entender las instrucciones me digo -vamos a probar a poner en Google "instrucciones nescafe macchiato"- Entonces va y me sale tu web... y empiezo a leer y veo que te han dado una bolsa en la Universidad... ¡exactamente igual a la mía! sigo leyendo y veo que ya te dieron otra ¡idéntica a la que me dieron antes de ésta! Jajajaja

Tras cotillear veo que, aunque estamos en universidades diferentes, apenas nos separan 50Km. Yo estaré aquí hasta febrero, estoy por temas de investigación, quizás gracias a eso se han encargado por mí de hacer todos los trámites, absolutamente todos, sólo he tenido que ir firmando lo que me traía la secretaria del centro donde estoy. También me sorprendió lo de la afiliación religiosa, me explicaron que en Alemania los que se declaran católicos han de pagar una tasa a la iglesia alemana.

Bueno, pues nada, que sólo quería felicitarte por el blog, el juego de la burocracia es buenísimo y cruel al mismo tiempo. En cuanto a la apostasía, es prácticamente imposible darte de baja, mucha suerte tienes que tener. Normalmente lo que hacen es poner una nota en el margen de tu partida bautismal o lo que sea, pero de darte de baja de sus ficheros y bases de datos, aunque debieras estar amparado por la ley de protección de datos para cancelarlos, es tarea imposible. A ver si comienzo yo de una vez con los trámites cuando tenga más tiempo.

Un saludo!

Impulso dijo...

Hey! Que cosas tiene Google...
Así que tu estás en Mannheim, ¿eh? Sí que estamos cerca, sí. Y también es casualidad. Aunque ya me lo creo todo...porque hace unos días me entero de que un amigo mío de la Rep. Checa, al que sólo conocía de internet, estaba en Bellheim, que está aquí al lado. Así que nada, quedamos y estuvimos tomando algo. Qué cosas...

Muchas gracias por la felicitación, intento currarmelo lo más que puedo y sacar tiempo de donde no lo hay, pero vaya.

Por cierto, si no te importa voy a repostear tu comentario en la entrada de la apostasía, que aquí desaparecerá en las profundidades del archivo dentro de poco (nota: tengo que aprender a hacer que la barra lateral muestre los últimos comentarios)