sábado, 9 de diciembre de 2006

Expocomic 2006 (crónica de una visita)

Vamos con la primera de al menos tres actualizaciones consecutivas que tendrán como tema el breve regreso a España y lo aquí acontecido. La primera de ellas trata de la visita al Expocómic de este año que hice el día siguiente a mi llegada.

Salimos desde Toledo en autobús para luego tomar la línea 6 del metro desde Méndez Álvaro hasta el Alto de Extremadura. El viaje, sin incidentes, no presenta ningún problema hasta este punto, donde comienza la verdadera expedición.

El desafío

Un peligrosísimo puente sirve como único acceso a la Casa de Campo. Las fotos no mienten pero no pueden transmitir la sensación que supone cruzar por encima de una carretera tan transitada utilizando un puente de dudosa construcción y que no deja de tambalearse y zarandearse.

Una vez superado el primer obstáculo, el recinto del Pabellón de Congresos se alza ante nosotros. Siguiente paso, adquirir las dos entradas que nos permitirán acceder a su interior. Por suerte nunca hay demasiada cola si se llega a una hora intermedia, mucha gente tiene comprado el abono para los cuatro días desde el jueves y los que no somos despachados con bastante rapidez.

Tras franquear las puertas del edificio, se impone una visita obligada al baño. No por mí, claro está. Pero las chicas ya se sabe...

Hay mucho más ambiente que cuando estuve el año pasado, se nota que es sábado en contraposición al viernes en que acudí en 2005. Muchos disfraces, casi todos de anime y manga (había un par de Sailormoons con su minifaldita, más logrados...)

La visita nos lleva de puesto en puesto, comparando ofertas, viendo las novedades y echando un vistazo a las curiosidades de algunos puestos. Entre otros, los hay especializados en tebeo antiguo, en merchandising, hay stands de otros salones como el Ficomic y hasta hay uno que se ha traído una máquina de bailar.

Tropas imperiales reclutando visitantes

Uno de los puestos es una dulce tentación ante la cual estuve muy comedido. Todo ofertas, desde varias cajas a 50 céntimos y un euro, las cuales sólo hojeé por deferencia a mi acompañante, hasta casi todo lo publicado por Norma muy rebajado (de esto me quedé con ganas de bastantes cosas, pero había que restringir las compras, que no está uno para muchos gastos). Lo más destacable del puesto, el último retapado de la etapa de Zinco del Capitán Atom, con el cual completo la colección, un cómic del Enterrador en el que también sale Kane y los dos tomos de Young Justice que me faltaban para completar la colección que me empezó mi azafata favorita.

Visita obligada también al stand de Astro City, los cuales tenían en su poder el pedido de los dos meses que he pasado en Alemania. Gracias a Misae por llamar y confirmarlo y a Chechu&co. por ser tan remajos.

Imperial amenazando al cronista

Entre puesto y puesto pasamos también por el stand del propio Expocómic, donde canjeamos nuestras entradas por sendos cómics de regalo (la adaptación de la peli de Chow-Yun-Fat, “El monje”, dibujada por Michael Avon Oeming y un cómic español con muy buena pinta llamado “La traición sabe a...oro negro”, de cuyo autor, Ángel Muñoz, me enteré al día siguiente que estaba firmando ejemplares ese día...)

El resto de las compras, que no fue mucho más, incluyó el regalo de cumpleaños de cierto finés, un regalo de Navidad para la que soportó estar de pie, colas y bolsas, un par de barajas y un par de sobres de juegos de cartas al parecer ya descatalogados (y de los que tenía que haber comprado más, igual que tendría que haber comprado alguno de los juegos de rol que vendían a 1 y 3 euros e incluso alguna peli más de anime de las que tenían también a 3 euros).

Como decía, poco más por el lado de las compras, intenté no pasarme con las cajas de oferta y evité bucear entre los números atrasados para completar colecciones.

A continuación asistimos al encuentro surrealista con Carlos Pacheco y Pasqual Ferry, los cuales admitieron encontrarse bajo los efectos del orujo. En dicho encuentro nos enteramos de cosas tan interesantes como que Ferry hizo la mili en Toledo o que las familias de ambos pregonaban a los cuatro vientos que tenían fax (aparato sumamente mágico y extraordinario en los tiempos en que trabajaban para MarvelUK).

Las firmas de autores se desarrollaron de forma ligeramente accidentada, ya que al parecer había que apuntarse en una lista de cuya existencia sabrían el organizador (gafas y perilla y bastante bordería, posiblemente motivada por el estrés que tenía encima) y los amigos del mismo, ya que en ninguna parte se avisaba del hecho. Aún así tuvimos suerte (exceptuando que Milligan sí estaba presente, en contra de lo publicitado; en fin, asumiré la culpa por no haberme llevado el Skreemer y Blanco Humano para que me los firmara) y pude conseguir firma del señor Delano en su Animal Man, Worlds without End y Hellblazer, firmas y un bonito boceto de Spider-Man de Mark Buckingham (más sobre este señor en el siguiente párrafo) y, gracias a la inestimable colaboración de mi acompañante, firma y dibujo de Superman por el señor Ferry. Lamenté haber sido tan comedido trayendo ejemplares para que me los firmaran, ya que algunos de los que se acercaron a las mesas traían colecciones enteras. Debo destacar la amabilidad y profesionalidad de (casi) todos los firmantes para con sus seguidores.

También debo cantar mis alabanzas y realizar una ovación sincera y agradecida para el nunca demasiado bien ponderado Mark Buckingham. Este gran dibujante inglés es una persona afable y simpática que, sin haberse convertido en una gran estrella, goza del apoyo y la admiración de muchos aficionados al cómic, apoyo y admiración que se multiplica tras conocerle en persona. El señor Buckingham no sólo firmó y dibujó para todos aquellos que se habían apuntado a su lista sino que incluso trajo bocetos medio hechos de casa para evitar que el tiempo impidiera que algunos de nosotros nos llevásemos nuestro dibujo dedicado.

Se me quedó la espinita clavada de no haber podido agradecerle en condiciones el que me hiciera el boceto y me firmara los cómics, pero aún quedaba gente detrás de mí y el coordinador de las firmas estaba al borde del síncope porque iban con retraso para la entrega de premios (normal, Pacheco y Ferry se pasaron bastante tiempo del que tenían asignado).

He estado intentando buscar por Internet por si tuviera página web oficial o algún tipo de forma de contacto (algunos autores participan en foros o tienen portales web) pero ha sido en vano. Sirva todo este párrafo como gracias por su amabilidad y paciencia.

Mejor no hablar mucho del siguiente al que conseguí arrancar una firma y gracias, porque al parecer es mucha estrella para firmar a un fan fuera de horas. Como dibujante es la pera limonera y puedo recomendar bastantes trabajos suyos, pero a lo largo de toda la tarde se le notó (y esto no es sólo cosa mía) un poco endiosado y permitiéndose el hacerse el gracioso y pasar un poco de los fans. Por mucho colegueo que haya y sin pretender que el autor esté al servicio de los aficionados, me parece que tampoco es mucho pedir que se curre un poco una aparición como la del Expocómic, que al fin y al cabo es una vez al año para la gente de la zona de Madrid. En fin, entiendo que estuviera cansado por ser el tercer día del salón y todo eso; pero vaya, que tampoco es mucho pedir un poco de paciencia.

Vista parcial del Expocómic

Tras las firmas nos subimos a ver las exposiciones, momento en el que nos abordó un chico que nos ofreció el número 1 del fanzine “Lunático”. Tras ojearlo un momento decidí quedarme con uno (debería haber comprado un par de ellos más, que conozco a alguien a quien le hubiera gustado tenerlo) y el chico me lo agradeció muy efusivamente. Si fue porque estaban vendiendo poco, lo entiendo sólo a medias porque la compra merecía bastante la pena (más sobre esto en una próxima entrada).

Y tras esta última compra dejamos el Pabellón de Congresos para dirigirnos a la estación de autobuses y volver a Toledo.

En resumen, visita recomendable, ya que aunque la entrada cueste 5€, solamente el cómic de regalo ya amortiza el precio. Además, no deja de ser una experiencia interesante tanto para los aficionados al mundo del cómic como para aquellos a los que les gustaría ver más de cerca de qué va todo esto.

Ah, hay dos fotos más. Una del que suscribe acompañado por Boba Fett y Obi-Wan y otra de la despampanante acompañante de servidor. Ésta última foto ve penada su publicación con juicio sumarísimo y ejecución del publicante. Desde aquí pido a los lectores interesados que hagan oir su voz en los comentarios y consigan que se levante el veto. Prometo publicar la mía de propina si la Inquisidora Mayor permite la libre difusión del documento gráfico.

Además, para acompañar la crónica, un videoclip de uno de mis grupos favoritos: Die Ärzte. Esta trío alemán ha tocado diversos palos musicales, centrándose principalmente en el punk, rock y, algo más tangencialmente, en el pop. El vídeo en cuestión es de la canción 3-Tage Bart (Barba de tres días) del álbum conceptual de 1996 "Le Frisur" (El peinado) cuyo tema, como su propio nombre indica, es el pelo. El video, rodado en el parque Güell de Barcelona, parodia las coreografías y la puesta en escena de Boybands como Take That o New Kids of the Block. Que lo disfrutéis.

12 comentarios:

Silvia dijo...

¡Hola!

¡Anda que ya te vale no decir quién era tu acompañante, campeón! ¿Tanta cola, tanta bolsa y tanto tener que aguantar tonterías del PEDORRO de la organización para que no seas capaz de decir que era tu novia la que iba contigo? En fin...

Bueno, sólo quería decirte que me encantó poder compartir la experiencia contigo(soy muy consciente de lo que significa para ti);que, aunque te parezca mentira, me gustó y lo disfruté; que me hace muy feliz verte tan ilusionado con algo y que espero poder seguir siendo "tu acompañante" por mucho tiempo ;)

Ah! Se me olvidaba! Cariño,¡cómo se te ocurra poner la foto te quedas sin regalo de Reyes!!!!!!!!!!! JAJAJA!

Muchos besitos, mi niño.

Impulso dijo...

¡Por fin! Tras 18 entradas y casi dos meses de existencia por fin se cumple mi objetivo de que tanto Misae como mi acompañante escribieran un comentario.

Ya sabía yo que no mencionar ni una sola vez la palabra "novia" surtiría efecto. ^_^

En otro orden de cosas...señores lectores, ya ven que la Censura amenaza la libertad de expresión y de prensa con la que contamos los blogeros. Hagan oír su voz y posicionense. ¿Foto sí o foto no?

Silvia dijo...

Pero qué novio más cachondo tengo...!

¡Que te he dicho que esa foto no se pone y punto!¡Ni esa ni niguna!¡No seas cansino!

Loli, no podemos dejar que este niño nos vacile así,¿eh? Tanto cachondeito, tanto cachondeito...pero bueno esto qué es ?!!!!

Ya verás cuando vengas...te vas a enterar tú...!!!

Anónimo dijo...

Creo que debes esnseñar la foto, la chica lo merece

Anónimo dijo...

Silvia, eso te pasa por no ponerle en su sitio desde el primer momento, deberias de saber ya que a este se le da la mano y coge hasta el hombro

Impulso dijo...

Yo me abstengo de comentar nada y me limito a contar los votos: 1 a favor de la publicación, 1 en contra.

Sigan votando ^_^

Curro dijo...

Las fotos son por definición para verlas, así que sirva esto como voto a favor.

Tenía un comentario perdido en el océano. Sintetizando, decía que el rss está muy bien, pero que yo lo utilizo en un programa lector aparte llamado Feedreader.

Como raro que soy, también soy respetuoso con las aficiones de los demás aunque no las comparta, es decir, nunca iría a una expocomic pero no faltaría a una Discworld Convention (google, google) si pudiera. Tampoco vería nunca Luchamanía o como se llame en cada momento, pero ahora mismo acabo de ver dos partidos de futbol americano a la vez, en la tele y a través del ordenador, y mañana hay que trabajar.

Quién soy yo para llamar raro a nadie por usar smileys japoneses! ;-)

Conner Kent dijo...

¡¡el año que viene no me lo pierdo!!

carlos dijo...

La foto es necesaria, o bien aqui o la adjuntas en la lista de correo del blog. Piensa que la composicion de la misma sera juzgada por el tribunal acuatico, asi que es mejor que se analice antes del verano.

Antonio dijo...

Mucha letra y poca foto.

A esto hay que darle arreglo.

Conner Kent dijo...

Por cierto, dos cosas:
-lo del fax no lo he acabado de entender :(
- y lo del autor endiosado, anda mójate un poco... que soy muy curiosooo ;)

Impulso dijo...

@Carlos: Es cierto que el tribunal acuático podría tener jurisdicción para valorar la foto. Sin embargo ten en cuenta que no es de Misae sino de Silvia, con lo que no está tan claro el asunto. En cualquier caso cuento tu voto.

@Antonio: Lo sé, lo sé...que se le va a hacer :p (voto anotado)

@Conner: Jeje, es que la charla fue para vivirla. No te preocupes, que la gracia la tiene más que nada para los que estuvieron presentes.
Y del autor...en el texto hay suficientes pistas como para adivinarlo, así que a jugar a los detectives ^_^

La votación va 4 a 1 a favor de la publicación (5 con mi voto), siendo conner el único que no se ha pronunciado en sus comentarios...