jueves, 13 de noviembre de 2008

Lille Comics Festival 2008:
Entrevista con Frazer Irving

Frazer Irving es un artista inglés dedicado principalmente a cómics de terror. Ha trabajado para 2000AD, donde realizó Necronauts, historias del Juez Muerte y de Tharg's Future Shocks. Entre sus trabajos para Marvel y DC se encuentran la miniserie de Klarion para los Siete Soldados de Grant Morrison, números de Robin, las miniseries Silent War y Iron Man: Inevitable y varias historias unitarias y one-shots para series como The Authority o Hellblazer.

Tuvimos la oportunidad de charlar con él durante el Lille Comics Festival 2008 y ésta es la entrevista que nos concedió.

- Bonjour, je m'appelle Frazer!
- En realidad somos españoles.
- Hola. Hace poco estuve en Avilés. Me encantó... el vino español, genial, el vino francés, hmm. Vale, adelante.

- Me gustaría hablar un poco sobre el último proyecto en el que estás trabajando ahora mismo.

- Estoy trabajando en un proyecto llamado Gutsville. Es un cómic de Image, y como es una creación mía y del guionista, no hay intervención editorial, lo que quiere decir que tratamos temas como el racismo, las drogas, el sexo... Que son cosas que asustan a muchos comics mayoritarios. Y también estoy explorando, ¿sabes? Pero es un cómic emocionalmente muy agotador, así que va con retraso, como todos los cómics de Image. Lleva muchos meses de retraso, pero acabará funcionando. ¿Quieres que te cuente de qué va?

- Claro.
- Vale. Hace ciento cincuenta años, un barco lleno de gente, incluidos esclavos, iba rumbo a Australia cuando fue tragado por lo que creen que es una enorme ballena. Ahora bien, la gente sobrevivió dentro del estómago de esa ballena. Y la historia comienza en la actualidad, ciento cincuenta años después, y los habitantes de esa ciudad, llamada Gutsville, luchan por conciliar su existencia con ese régimen de religión y valores extremadamente opresivo. Y en el centro de todo está nuestro héroe, un artista en un mundo donde no se acepta el arte, donde la supervivencia es el único impulso (impetus). "Impulso", ¿conocéis la palabra?


- Ajá.

- Bien, bien, bien. Yo acabo de descubrir esa palabra. Y la serie tiene seis números y... no sé qué mas decir sobre ella...

- Mientras hablabas de la ambientación, no pude evitar pensar un poco en Limbotown.

- En parte tiene un aspecto similar. Llevan los sombreros típicos puritanos. Pero mientras que Limbotown era como una nota al margen, una sugerencia, Gutsville es como un ensayo, como una novela. Estamos explorando la narración en paralelo, con tres historias que tienen lugar a la vez y acaban fundiéndose y afectándose unas a otras. En gran parte como ocurre en las novelas o en las series modernas como Héroes o Perdidos. ¿Qué más puedo decir sobre Gutsville? ¡Es fantástica! ¡Y cuando esté lista todo el mundo tiene que leerla!


Queremos hacer cómics para la gente que no lee cómics, para gente que quizá esté cansada o no esté interesada en algo más superficial como los superhéroes, que en general están más orientados a un público más joven. Quiero dibujar cosas que tengan un efecto sobre gente real, sobre el mundo, ¿sabes? Cada dibujante tiene una voz, un ansia ardiente de lanzar algo de vuelta al universo. Y ésta es la única forma de hacerlo. Está bien dibujar superhéroes golpeando cosas, pero yo tengo algo que decir sobre el mundo, y ésta es mi voz.

- ¿Estás empleando el mismo estilo que usaste en Klarion? ¿El mismo tipo de color y de expresiones exageradas?

- No. Klarion era...como Disney, tipo dibujos animados, pero más retorcido. Lo cual no sirve para Gutsville. Tiene que... ¿quieres que te lo enseñe? Aunque la grabadora no puede cogerlo. Así que para el que esté escuchando o leyendo... ¡tendréis que comprarlo para verlo!


(O leer la reseña de los tres primeros números de Gutsville con los que nos obsequió el señor Irving y que publicaremos dentro de poco)


- (Después de darnos los cómics y descubrir que tenemos sus números de Robin)
¡Genial, tenéis mis cómics! ¡Los europeos son excelentes! Cuando voy a Estados Unidos me preguntan, "¿Puede hacerme un dibujo?", "¿De qué?", y me contestan "¿Qué es lo que dibuja?". En toda Europa llevan los cómics consigo y tienen versiones traducidas que yo nunca tengo. Nunca me envían los cómics que he hecho y que se están traduciendo. ¡Me cabrea tanto! Alguien me enseñó el tomo de Klarion en Avilés y yo dije "¡Vaya, está traducido!". Y me lo regaló sin más. Ahora tengo los dos.

La razón por la que quería el tomo de Klarion es porque nos pagan royalties por las ediciones extranjeras, ¿sabes? Así que si el libro de los Siete Soldados se vende, yo recibo una pequeña parte. Pero no puedo juzgar si mis obras son más populares que las de otra persona, así que cuando veo mis propios cómics, pienso: "Ok, si vende 3 copias, eso significa que soy una mierda, pero si vende 3 millones, soy la leche."

- Entonces tenemos un problema, porque en España las cifras de ventas no están disponibles para nadie. Son top secret.

- Puedo entenderlo. Creo que en nuestro mundillo, especialmente en Estados Unidos, todo el mundo, editores, editoriales y lectores, está obsesionado con las cifras de venta. Es algo así como "Vale, este cómic sólo ha vendido 33.000 ejemplares, mientras que el mes pasado vendió 33.500. Ohh, este cómic está empeorando". Es como si...no, es una anomalía.

Y además las cifras de venta no son siempre los ejemplares que van a parar a los lectores. Es lo que los vendedores piden a la editorial. Y están tan obsesionados con las cifras que incluso juzgan un cómic. Los lectores juzgan cómics... no todos los lectores, pero algunos lectores van a juzgar un cómic por cuánto vende... ¡Me gustaría darles una colleja! Si te gusta, es bueno. Si no te gusta, es una mierda. ¡¿Qué más da lo que piensen los demás, tío?!


- ¿Algún ejemplo de cómics así?
- Oh, cualquier cómic de Image. La gente dice: "Ja, los cómics de Image sólo venden tanto. No son demasiado buenos". ¡No! A decir verdad, los cómics de Image son geniales, pero es difícil publicitarlos porque Internet y la comunidad piensan en cifras. Le dicen a otras personas que no son demasiado buenos porque no venden, y los otros les siguen como ovejas. Sé que suena cruel, pero he sido parte de esa comunidad y he llegado a leer a un tío que escribió una reseña de uno de mis cómics y decía: "Colega, sólo vendió 30.000 ejemplares". Y alguien respondió: "Me alegro de que lo hayas dicho, pasaré del cómic". Vamos a ver, ¡¿qué tiene que ver una cosa con la otra?! ¡Léelo!

A ver, creo que la solución a esto está en Internet, para poder probar antes de comprar. Algo parecido a I-tunes, donde puedes escuchar un fragmento de una canción. Creo que solucionaría muchas de estas cosas, porque la gente podría probar un cómic y comprarlo si les gusta. Pero no es una idea muy popular entre mis jefes. No quieren dar nada gratis, lo cual me parece contraproductivo. ¡Hasta los camellos te dan la primera gratis para que pruebes! Realmente tendríamos que hacer eso con los cómics...


- Antes hablaste de intervención editorial y mencionaste que Image te da más libertad porque no tienes que lidiar con eso. ¿Alguna vez te ha censurado algo un editor o has tenido que redibujar algo que no le hubiera gustado?

- La única vez fue...
(coge el cómic de Robin y comienza a pasar páginas) La única vez que me han dicho que redibujase algo... (continúa buscando) Y es genial porque normalmente los editores me dan libertad para hacer lo que quiera. Y espero que lo hagan porque se dan cuenta de que consiguen mejores resultados, no porque les dé miedo o algo así... (encuentra lo que estaba buscando y nos enseña la última página del primer número de Robin en el que sale Klarion) En la versión original de esta página, Robin se estaba levantando del suelo y su cabeza estaba aquí, ¿vale? Así que dijeron, "bueno, parece como si Robin se la estuviese chupando a Klarion..." Y mi reacción fue como... sí...no pensé que fuera tan obvio, pero vale. Así que lo cambié. Y su cara también es un poco como si...bueno. (Risas)

Me gusta divertirme un poco con los dibujos y hay chistes que se cuelan. La mayoría de editores no se leen los guiones. En el cómic que hice de Iron Man... En el guión había una escena con una mujer que estaba fumando un cigarrillo, así que lo dibujé. Y luego el editor me dice "En nuestros comics no se fuma", ¡como si fuera culpa mía! Y yo le dije: "No, estaba en el guión, pero no lo leíste, así que es culpa tuya, no mía". Aparte de eso, creo que si los editores están descontentos con mi trabajo o quieren censurarlo, lo que hacen es no volver a contratarme y no censurar el cómic, que probablemente es mucho trabajo. No quieren perder tiempo haciéndome repetir dibujos.


- ¿Cómo fue trabajar con Grant Morrison?

- ¡Grant es genial! Tiene una forma de trabajar orgánica de la que nadie me habló, escribe el guión pero lo deja vago porque quiere que el dibujante digiera y procese el guión y plasme algo nuevo en la página. Y no me di cuenta hasta el tercer número, después fue bien. Klarion tiene como una especie de maquillaje en la cara. Eso fue idea mía, y Grant cambió el guión para reflejarlo de alguna forma en algunos comentarios. Hay una línea en la que los chicos esos dicen algo así como que les gusta más Klarion que el jefe de su banda. Y el pervertido malvado que los controla hace como un chiste de que Klarion gusta a las chicas porque tiene ojos de gótico. Eso es Grant reaccionando a mis dibujos, lo cual es genial. Me encantaría volver a trabajar con él, porque ahora sé que puedo contribuir más y ser una fuerza más de la historia. Pero nadie me lo dijo entonces.


Y luego, el primer número que hice...envié bocetos de las 22 páginas al editor, dibujos en sucio y sin acabados. Y al parecer circularon por todo el equipo y Grant los vio, pero sin saber que eran en sucio, y pensó que eran los lápices definitivos. Alguien me envió su respuesta accidentalmente, y ésta decía algo así como "avisadme cuando Frazer haya arreglado esos dibujos, porque esto es muy deficiente". Me impactó mucho porque pensé que estaba hablando de los lápices definitivos, que por entonces ya había enviado. ¡No me di cuenta de que se trató de un malentendido hasta un año después! Todo el politiqueo y la burocracia pueden ser realmente molestos de vez en cuando. ¡Qué cosa más idiota! ¡¿Por qué no podemos llevarnos bien todos y divertirnos y dibujar cómics, escuchar música?! ¡Soy un hippy, en serio…un hippy sin nada de pelo!

No hay comentarios: