lunes, 29 de diciembre de 2008

Expocómic 2008

¿Llega con retraso la crónica? Sí. ¿Ha sido culpa de la vaguería? No, del trabajo y de otras cosas de ésas que llegan de repente y te quedas con cara de póquer. Pero bueno, hay que ver el lado bueno de las cosas. Todo el mundo ha hecho ya sus crónicas, ¿y ahora qué? No se habla del Expocómic hasta el año que viene... pues muy mal, así que que esta entrada sirva para perpetuarlo un poco más en la memoria del año.

Como la mayoría ya habréis leído otros blogs hablando del salón, no puedo sino sumarme a todos los que han valorado positivamente la edición de este año. Sin saber exactamente por qué, la edición del Expocómic celebrada hace un mes estuvo muy bien, netamente mejor que años anteriores. No sé, la sensación con la que salí de allí fue de habérmelo pasado bien y de tener delante un evento que ha dejado atrás su infancia y se está convirtiendo en todo un hombrecito, como su hermano mayor de Barcelona.

A lo mejor es porque por fin hizo acto de presencia Planeta con un stand (¡y regalaban posters!), o porque sobre las colas, quizá por el nuevo sistema, no planeaba el ambiente de mal rollo habitual, o porque tuve ocasión de ver más desde dentro cómo funcionan las cosas, o porque venía de una experiencia como la del festival de Lille... El caso es que debo felicitar a la organización por un trabajo bien hecho y una atención excelente.

Mi primer día fue el jueves, así que tuve oportunidad de ver al Hijo del Santo lidiar con los niños sobre el escenario y de presenciar la inauguración oficial del Expocómic, con corte de cinta incluído. También pude deambular tranquilamente por el recinto (que se queda pequeño... ¿a quién hay que untar para que se subvencione un algo mejor?), ver los stands, charlar con la gente. Lo típico que se suele hacer en estas ocasiones, vaya.

En la parte de arriba se encontraban las exposiciones de cada año, que se van superando. Desde el Spirit de Eisner hasta la exposición de Kenny Ruiz con comentarios del propio Kenny, pasando por la del Santo y el Hijo del Santo con todo tipo de parafernalia original. Es una pena no contar con un recinto donde colocar más y mayores exposiciones como éstas y hacer que luzcan todavía más. Al fin y al cabo, si algo se le puede reprochar al Expocómic es que aún faltan (por problemas de tiempo, dinero o espacio) más actividades para que la visita no sea un simple deambular por puestos.

Bien es cierto que hay charlas y mesas redondas, visitas guiadas por los autores, sesiones de firmas, algún taller, los trivials...pero no sé, después de pasar dos días allí, vi muchos tiempos muertos en los que no había nada que hacer.

Entiendo que también hay que contar con la predisposición de la gente a tomar parte de algunas de estas actividades y que se dedican menos recursos al jueves y al viernes porque acude menos gente, pero bueno, yo hablo de mi experiencia y de lo que vi mientras estuve. A mí me encantaría que hubiera más sitio para más exposiciones, que se solaparan menos cosas, (que los otakitos sólo pudieran entrar el domingo y que les prohibieran cantar XD).

Respecto a las firmas, el sistema de este año ha funcionado bien. La mayor pega que yo le encuentro es que los que somos de fuera o los que trabajan se quedan sin número para según qué autores sin posibilidad de hacer nada. Y no permitir que por la mañana se coja número para por la tarde tampoco solucionaría nada, aunque por otro lado sí que obligaría a escoger si quieres número para mañana o para tarde. En fin, no creo que nunca se llegue a un sistema justo para todo el mundo. O al menos no mientras sigan por allí los de siempre (porque son los que ves todos los años), que digo yo que a estas alturas deben de tener dibujos como para empapelar todos los cuartos de baño de la Preysler.

El trivial DC bien, gracias. Hay que agradecer que Planeta haya tenido el detallazo de proporcionar el pedazo de premio que dio y que luego también nos obsequiara con una copia de cada póster de los que tenían. Eso sí, como ya dije el año pasado, no me importaría que el premio de los vencedores fuera algo menor y que existieran algunos premios más (para los segundos, para la mejor respuesta de la tarde o para lo que fuera) o incluso un detalle por participar (mismamente un par de posters para cada participante habría estado bien). El año que viene supongo que volveremos a participar y a defender nuestro título, y en caso de vencer de nuevo, nos lo quedamos en propiedad (son 3 veces seguidas o 5 no seguidas, ¿no?).

En suma, que tengo ganas de que llegue el del año que viene para ver cómo sigue evolucionando esto, aunque antes me pasaré por Avilés, que me lo han recomendado mucho (los autores sobre todo), para tomar nota de todo. También quiero destacar la labor "entre bastidores" de todos los que organizan el evento, que todos sabemos quejarnos cuando no nos gustan las cosas, pero hay que reconocer su esfuerzo, sobre todo después de ver cómo trabajan y el empeño que ponen en que llueva a gusto de todos y en hacer que todo el mundo tenga lo que necesita (y más después de haber visto otra "organización" que yo me sé). Gracias en particular a Paula y a Jesús por su amabilidad y espero que el año que viene haya más y mejor.

Según disponibilidad, intentaré ir alternando contenidos entre lo que falta por sacar de Lille y lo del Expocómic. Keep your fingers crossed.